Casos de niños


Manuel tenía problemas en los tres planos del espacio A-P: dientes inferiores adelantados, Vertical: mordida abierta anterior, Transversal: mordida cruzada
unilateral con desviación de la linea media.

“Ha sido divertido arreglarme los dientes y sobre todo poder comer bien”


Samuel tenía una clase III esquelética y dental, con mordida invertida anterior y media, que dificultaba su masticación y desarrollo esquelético, que le hacía morder al revés con los dientes inferiores por delante.

“Me explicaron que era muy importante el tratamiento precoz para corregir mis huesos. Ha valido mucho la pena”


Lydia tenía una clase II esquelética y dental (hueso y dientes superiores), con un resalte de 12mm y una sobremordida profunda (no se ven los dientes inferiores).

“Me costaba sonreir, y comía con dificultad porque tenía los dientes muy hacia afuera.”

Casos de adolescentes


Gabriel tenía los dientes hacia adentro, con un perfil retrusivo y una sobremordida profunda que le impedía comer bien. Le dolía la boca al masticar y tenía comprometida la salud de sus tejidos periodontales.

“¡Muchas gracias a todo el equipo!. Habéis hecho un trabajo fantástico”


Carmen tenía unas arcadas muy pequeñas, con los dientes muy amontonados, mordida abierta media y falta de espacio severa.

“Ha sido muy chulo ver cómo se iban colocando los dientes bien poco a poco.¡Gracias!”


Paula tenía una buena base esquelética posterior, con un incisivo cruzado y falta de espacio para la correcta alineación dentaria.

“Ha sido más fácil de lo que pensaba. Me encanta mi sonrisa y la posición de mis dientes.”

Casos de adultos


María Pilar vino a la consulta con una mordida abierta anterior, que dificultaba su masticación y sobrecargaba la articulación. Hemos compensado el plano oclusal y hemos estabilizado su mordida.

“Llevar brackets no me apetecía mucho. Ójala lo hubiera hecho antes. Ha mejorado mucho mi calidad de vida y mi sonrisa”


María Pilar vino a la consulta para ver si su problema tenía solución. Mordía al revés y tenía dolor articular. El cambio es evidente.

“Ha cambiado mi vida, ¡Gracias!”


Ramón necesitaba mejorar su sonrisa. Acudió a la consulta, porque se le seguían moviendo los dientes, no masticaba bien y le dolía la articulación.

“No pensé que me quedaría tan bien la boca. Ha sido una grata sorpresa”