TRATAMIENTOS

ADULTOS

odontologia-minivamente-invasiva

ODONTOLOGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA

La odontología mínimamente invasiva es una práctica clínica novedosa que engloba varios tratamientos dentales que consiguen sus objetivos médicos y estéticos perjudicando mínimamente los dientes y los tejidos originales del paciente.

Un ejemplo de ello es el uso de carillas dentales para recuperar la forma y la estética del diente, en vez de tallar la pieza dental para hacer una corona.

Este tipo de odontología es posible gracias a las innovaciones técnicas y a los materiales avanzados que se han desarrollado en los últimos años.

En Raga Ortodoncia tenemos un compromiso con los principios de esta práctica; queremos que nuestros tratamientos ofrezcan los mejores resultados a nuestros pacientes sin que por ello tengan que sacrificar una estructura oral sana o renunciar a conservar su dentadura original hasta una edad avanzada.  Trabajamos para conservar al máximo el diente y sus estructuras de soporte.

Nuestro objetivo es alcanzar con éxito los objetivos del procedimiento y, a la vez,  mantener vivo el tejido dental sano y remineralizable.

La odontología mínimamente invasiva es una práctica clínica enfocada a la conservación del diente y también un tipo de odontología reparadora; esta disciplina nos permite dejar atrás tratamientos más agresivos (como las coronas de porcelana) y nos permite recuperar la forma, la función y/o la estética perdida en los dientes de manera más respetuosa.

No podemos actuar bajo los principios de la odontología mínimamente invasiva en todos los casos. Pero es una opción que siempre valoraremos con el paciente y que guiará nuestras propuestas.

«Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como un molino sin piedra, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante».

Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes.

¿Qué técnicas forman parte de la odontología mínimamente invasiva?

Las técnicas de odontología mínimamente invasiva de las que disponemos hoy en día son fruto de la innovación de los últimos años.

La formación específica de nuestros profesionales y el seguimiento de protocolos demostrados también son clave para el éxito de los tratamientos.

  • Carillas dentales.

Las carillas son una lámina de material fino que se utiliza para cubrir la parte externa de los dientes, la más visible, y restaurarlos estéticamente. Este tipo de materiales nos permiten reconstruir el diente: rehacer la forma, cambiar el color, ocultar imperfecciones o defectos, etc., sin tener que modificar el diente en sí mismo. Es un procedimiento estético muy poco invasivo, pero de resultados espectaculares. Existen varios tipos de carillas: las carillas de composite, las carillas de porcelana y las carillas Lumineers (de porcelana fina). Cada uno responde a un presupuesto y a unas prestaciones diferentes, que se pueden valorar según cada paciente.

  • Incrustaciones dentales.

Las incrustaciones dentales son un tipo de técnica que se utiliza para restaurar una pieza dental (normalmente un molar). Para hacerlas se utilizan materiales como el Composite, la porcelana o los amalgamas metálicos. A partir de un molde de la boca del paciente, se fabrican las incrustaciones en un laboratorio y con ellas se cementan las cavidades de los dientes afectados. Las incrustaciones nos permiten recuperar la estructura y la funcionalidad del diente, especialmente después de una endodoncia, cuando la pieza dental presenta una fractura o cuando presenta un tamaño insuficiente. Las incrustaciones dentales nos ayudan a preservar la estructura natural del diente, evitando al máximo las reducciones dentarias (tallado dentario).

  • Remineralización.

Para comprender la necesidad de la remineralización, debemos entender primero qué es la desmineralización. Este fenómeno sucede cuando hay una pérdida de minerales en el esmalte. La desmineralización suele estar provocada por un exceso de placa bacteriana (higiene dental deficiente), por una acidificación del pH (provocada por un consumo elevado de azúcares) o por una falta de secreción salival. La desmineralización provoca que el esmalte se debilite y que sea más propenso a desarrollar patologías, como las caries. La desmineralización la combatimos con un tratamiento remineralizador, principalmente basado en el uso de flúor. El flúor hace que el esmalte recupere su capacidad de recuperar la mineralización perdida. La remineralización es un tratamiento preventivo que nos permite evitar patologías y, por tanto, forma parte de la filosofía de la mínima invasión.

  • La abrasión por aire.

La abrasión por aire es una manera de tratar caries sin tener que raspar el diente con anestesia y el uso de un taladro. Es una técnica muy poco invasiva y con resultados muy positivos. El procedimiento consiste en usar aire a presión que expulsa partículas minúsculas de óxido de aluminio o de sílice. Estas partículas provocan una abrasión en la zona de la caries y la eliminan por completo.

  • Selladores dentales.

Los selladores son un tipo de fundas fabricadas en resina que se aplican sobre los molares y premolares. El objetivo de estas fundas es puramente preventivo: los selladores evitan que los restos de comida y de placa bacteriana se acumulen en los huecos de los dientes. De esta manera, las bacterias no pueden aprovecharlos para crear las reacciones químicas necesarias para provocar una caries. Son un tratamiento muy poco invasivo, sin efectos secundarios, muy recomendable para mantener los dientes de niños y adultos libres de caries.

  • Ortodoncia mínimamente invasiva.

La ortodoncia mínimamente invasiva es como conocemos a aquellas técnicas de alineación dental que no requieren el uso excesivo de fuerza o de dispositivos externos. También son técnicas que nos permiten reducir el número de visitas. Un ejemplo de ello es la ortodoncia Invisalign, así como la ortodoncia de baja fricción Damon o Tip-edge. Junto con el uso del escáner digital iTero, estos sistemas de ortodoncia tienen todas las ventajas descritas, además de la posibilidad de un estudio asistido por ordenador, citas por objetivos, mejora de la calidad de la higiene dental y estética más minimalista que los brackets convencionales.

¿Qué tecnologías usamos en la OMI (odontología mínimamente invasiva)?

La odontología mínimamente invasiva va estrechamente ligada a los avances tecnológicos.

Gracias a los últimos dispositivos y técnicas de clínica dental, podemos conseguir los mismos resultados con un coste biológico mucho menor.

Existen varias tecnologías que hoy en día son claves para el éxito de la odontología mínimamente invasiva.

Por un lado, es fundamental contar con sistemas de diagnóstico avanzados. Nos permiten obtener imágenes de alta calidad, nítidas y detalladas del estado previo de la boca y de los dientes, sin que por ello tengamos que hacer una prueba invasiva ni provocar un exceso de radiación en el paciente.

En Raga Ortodoncia contamos con dos de los dispositivos diagnósticos más avanzados del mercado:

El escáner digital iTero, por ejemplo, es un escáner de diagnóstico altamente eficiente. Se utiliza en la misma salita de la consulta. El especialista escanea la boca del paciente y la máquina nos ofrece imágenes digitales instantáneas en 3D. Podemos obtener una reproducción exacta de la boca y de la dentadura de un paciente sin la necesidad de usar moldes  y sin que el paciente tenga que levantarse del sillón dental.

Por otro lado, contamos con una herramienta fundamental para pruebas radiológicas: el escáner 3D. Nos permite obtener una radiografía en 3 dimensiones de los tejidos internos y externos del paciente. La innovación de este sistema reside en que es un tipo de prueba radiológica con un nivel muy bajo de radiación que, sin embargo, nos ofrece imágenes con un alto detalle.

Por otro lado, el desarrollo de la bioingeniería ha sido clave para practicar una odontología menos invasiva. Ahora podemos trabajar con biomateriales que nos permiten regenerar los tejidos dañados con tejidos más naturales, en contraposición al uso tradicional de materiales sintéticos.

Odontología mínimamente invasiva: la prevención es fundamental

Ya lo dice la famosa frase: «prevenir es mejor que curar». Y es aún más cierta en aquellos casos en los que queremos resolver los problemas de salud con técnicas más respetuosas y menos traumáticas.

La visita al dentista debería hacerse para prevenir problemas, no solamente para tratarlos.

La prevención nos permite pronosticar y evitar muchas patologías antes de que sean demasiado agudas, nos evita disgustos y nos ayuda a ahorrar dinero en tratamientos futuros.

Con la odontología mínimamente invasiva no solo resolvemos los problemas de la manera más respetuosa posible, sino que podemos identificar los factores de riesgo de cada paciente y actuar en la misma causa que los provoca, antes de que se desarrolle la patología. Realizamos un estudio individualizado y seguimos un protocolo que tiene el objetivo de evaluar qué riesgos tiene cada paciente de desarrollar, por ejemplo, una caries o una enfermedad periodontal.

La filosofía de la odontología mínimamente invasiva

Los principios de la OMI (odontología Mínimamente Invasiva) son los siguientes:

  • Prevención: desarrollamos todo tipo de protocolos para favorecer el diagnóstico precoz.
  • Tratamientos poco invasivos: en cualquier tratamiento que realizamos procuramos conservar la estructura del diente y los tejidos orales del paciente. Evitamos dañar o eliminar tejidos sanos.
  • Biomateriales o materiales sin efectos secundarios: priorizamos el uso de materiales que creen un impacto visual y biológico bajo en la vida del paciente. Evitamos el uso de aquellos que pueden provocar efectos secundarios.
  • Comunicación: la comunicación es muy importante, tanto de la clínica hacia el paciente como a la inversa. Los especialistas tenemos el compromiso de comunicarnos para educar al paciente y darle toda la información necesaria para prevenir y tratar patologías. Por otro lado, es esencial que los pacientes comuniquen sus necesidades y objetivos, así como que tengan un compromiso proactivo con la prevención y el tratamiento de sus dolencias. Si la comunicación se da en ambos sentidos, juntos conseguimos crear un clima de confianza y conseguiremos que la visita al dentista se convierta en un hábito positivo para nuestros pacientes.

Odontología mínimamente invasiva en Valencia, Albacete y Manresa

El compromiso con una odontología poco invasiva es el compromiso con una calidad de vida mayor para el paciente; libre de intervenciones innecesarias y de tratamientos excesivamente traumáticos, siempre que pueda lograrse.

El equipo de expertos de Raga Ortodoncia se apoya en los últimos avances científicos, tecnológicos y técnicos para ofrecer a nuestros clientes los tratamientos más exitosos y más respetuosos con la fisiología de cada paciente.

Raga Ortodoncia es una clínica a la vanguardia de la odontología. Somos un centro equipado tecnológicamente y, ante todo, un centro liderado por un equipo humano formado en los últimos avances de nuestra profesión.

Nosotros Te
Respondemos

Selecciona una de nuestras clínicas para solicitar tu cita online. Sólo tendrás que cumplimentar unos campos para que nos pongamos en contacto contigo y poder cuadrar la agenda. Te contactaremos lo antes posible para confirmar dicha cita o proponerte una fecha alternativa. Si lo prefieres puedes llamar a los teléfonos que aparecen y solicitarla o acércate a una de nuestras clínicas y estaremos encantados de saludarte.