ORTODONCIA

ADULTOS

Ortodoncia con brackets de baja fricción Adultos

ORTODONCIA DE BAJA FRICCIÓN

¿Qué es la ortodoncia de baja fricción?

Los brackets de baja fricción son aparatos de ortodoncia de última generación. Incorporan una nueva técnica que aporta muchas mejoras respecto a los tratamientos con brackets convencionales.

Su principal innovación es su tecnología; los brackets de baja fricción no necesitan gomas ni con ligaduras para agarrar el arco del aparato. Gracias a su sistema de agarre innovador, existe una fricción menor entre el bracket y el arco del aparato.

Esta técnica de baja fricción hace que los dientes se muevan más rápidamente y nos permite evitar el uso de tanta fuerza para conseguir el resultado deseado.

En definitiva, los brackets de baja fricción nos proporcionan un tiempo de tratamiento más corto y con menos dolores y molestias para el paciente.

Brackets autoligables o brackets de baja fricción, ¿son lo mismo?

Los brackets autoligables son lo mismo que los brackets de baja fricción. Al contar con un sistema de autoligado, este tipo de aparatos generan una fricción menor a los brackets convencionales.

Una de las marcas más conocidas de brackets de baja fricción o brackets autoligables, es la marca Damon.

La ortodoncia de baja fricción es recomendable para ti si…

  • Quieres reducir el número de visitas de revisión. Las revisiones de ortodoncia son una parte esencial del tratamiento. En los casos tratados con brackets convencionales, requieren cambiar y ajustar las ligaduras y los arcos. No es así con la ortodoncia de baja fricción. Gracias a su técnica de autoligado, las revisiones se reducen en cantidad y también en tiempo.
  • Quieres reducir la duración del tratamiento. Al reducir notablemente la fricción entre el arco dental y los brackets, logramos una mayor movilidad. Esto nos permite reducir la duración total de la ortodoncia; en algunos casos, podemos reducirla más de 6 meses.
  • Quieres un tratamiento sin aparatología extra. Los brackets convencionales, a veces, necesitan dispositivos externos de anclaje temporal o artilugios que faciliten algunos movimientos. Los brackets de baja fricción no los necesitan.
  • Quieres evitar al máximo las molestias y dolores de la ortodoncia. La baja fricción nos permite mover los dientes aplicando, solamente, fuerzas ligeras. Esto ahorra tensiones, molestias y dolores a los pacientes, que tradicionalmente siempre han estado ligados al imaginario de la ortodoncia.
  • Quieres una ortodoncia que mejore tu estructura facial. El sistema de baja fricción nos permite mejorar las oclusiones y la alineación de los dientes. Pero, además, también nos hace posible incidir en la estructura maxilofacial del paciente, para mejorar su estética global.
  • Quieres llevar brackets pero te gustaría optar por unos de un tamaño inferior. Hay muchas personas adultas que eligen brackets metálicos: la estética no está reñida con llevar aparatos. Sin embargo, algunos pacientes nos piden brackets con un tamaño ligeramente inferior. En estos casos, los aparatos de baja fricción pueden ser una alternativa idónea que, además, nos aportará muchas otras ventajas.
  • Te gustaría evitar extracciones. Con el sistema de baja fricción conseguimos que los dientes tengan una mayor movilidad. De esta manera, ganamos espacio fácilmente para la colocación de los dientes y así evitamos extracciones.
  • Te gustaría evitar ciertos procedimientos quirúrgicos. La ortodoncia de baja fricción abre un mundo de posibilidades para algunos pacientes que, hace años, solo veían una solución a su caso de la mano de la cirugía. Por ejemplo, en algunas maloclusiones Clase III. En algunos de estos casos podemos evitar intervenciones quirúrgicas con esta técnica de ortodoncia.
  • Te gustaría optimizar al máximo tu higiene dental. Al no llevar ligaduras, la acumulación de placa dental es menor y la limpieza es más rápida. De todas formas, se recomienda seguir usando cepillos interdentales para llegar a todos los huecos donde pueda acumularse la placa bacteriana.

¿Qué tipo de brackets de baja fricción puedo encontrar en Raga Ortodoncia?

En Raga ofrecemos dos modelos o marcas diferentes de brackets de baja fricción.

Por un lado, usamos los brackets con sistema Damon. Gracias a sus arcos ligeros de alta tecnología, los dientes se mueven con rapidez y, por tanto, conseguimos acortar el tratamiento.  Otra de sus ventajas es que se trata de unos brackets notablemente más pequeños que los tradicionales. Fueron creados por el Dr. Dwight Damon y son un sistema con total garantía de éxito en muchísimos casos.

Por otro lado, trabajamos con los brackets con sistema tip-edge. Estos brackets tienen una ranura que permite que los dientes realicen la trayectoria deseada con menor resistencia. Gracias a esta técnica corregimos la posición de los dientes de manera más suave y respetuosa. Este sistema también nos permite reducir el tiempo de tratamiento y, en especial, evitar el uso de fuerza para realizar cada movimiento. Los brackets tip-edge se basan en los estudios del Dr. Raymond Begg.

Brackets de baja fricción vs brackets tradicionales, ¿cuál elegir?

En los sistemas de ortodoncia convencionales, el arco que rodea la dentadura está unido a los brackets con ligaduras elásticas o gomas. Estos pequeños dispositivos de unión pueden sufrir desperfectos estéticos con el tiempo, a veces se les cambia el color o se destiñen. Además, como aumentan los surcos y huecos dentro del aparato, hacen que sea mucho más fácil acumular restos de comida y mucho más difícil limpiarla.

Sin embargo, su problema principal es de tipo técnico: provocan un frotamiento elevado entre el arco de ortodoncia y los brackets. Este roce o fricción no beneficia los movimientos de los dientes, sino al contrario. Se trata de una fuerza opuesta al movimiento que queremos conseguir, e interfiere en la rapidez y efectividad de cada desplazamiento.

Por contra, en la ortodoncia de baja fricción usamos brackets autoligables. El arco dental queda unido a los mismos brackets con la ayuda de un clip que ya viene integrado en el propio sistema. Se crea un espacio que facilita mucho el movimiento del alambre. Cada uno de los desplazamientos que se realizan se efectúan con la mínima resistencia entre el arco, los brackets y los propios dientes.

Las ventajas que nos ofrece este sistema lo colocan en uno de los tratamientos más demandados por nuestros pacientes: un tiempo de tratamiento más corto, menos molestias y tensiones, una higiene dental más fácil y, sobretodo, la posibilidad de evitar algunas intervenciones quirúrgicas y extracciones.

¿Existen los brackets de baja fricción estéticos o transparentes?

Sí; en especial, el sistema Damon ha desarrollado un tipo de brackets autoligables fabricados en P.C.A. (óxido de aluminio policristalino). Se trata de un material que no sufre decoloraciones, es igualmente resistente y efectivo.

Los brackets estéticos de baja fricción son la opción ideal para personas que quieran llevar una ortodoncia discreta sin renunciar a una de las técnicas más efectivas y avaladas en el catálogo de opciones de ortodoncia.

¿Cuánto dura un tratamiento con brackets de baja fricción?

Tu historial médico, tus expectativas y deseos, la condición actual de tu estética y de tu salud bucodental; todo influye a la hora de determinar el mejor tratamiento, su precio y duración.

En Raga creemos que es imprescindible conocer a nuestros pacientes antes de ofrecer estimaciones. Los presupuestos generales pueden no ajustarse en nada a los procedimientos que finalmente tendremos que realizar, y preferimos evitar esta frustración innecesaria.

Si para ti es muy importante que el tratamiento dure lo menos posible, está claro: gracias a los brackets autoligables podemos llegar a reducir algunos procesos hasta en un 30%: ¡hasta 6 meses menos, o incluso más!

¿Qué desventajas tienen los brackets de baja fricción?

El precio es una de las pocas desventajas que presenta la ortodoncia de baja fricción, pero solo si lo comparamos directamente con el coste de los brackets convencionales.

Su presupuesto siempre será ligeramente superior a la ortodoncia tradicional, que es la más económica actualmente.

Sin embargo, se verá compensado por la gran cantidad de beneficios médicos y estéticos de estos aparatos.

Ortodoncia de baja fricción en Valencia, Albacete y Manresa

Los brackets de baja fricción son una técnica innovadora que mejora la experiencia de los pacientes a la hora de corregir su sonrisa. Gracias a este sistema revolucionario, los brackets ya no son aquellos aparatos molestos y aparatosos que mucha gente imagina.

Así como nos beneficiamos de las innovaciones técnicas en nuestros teléfonos, nuestros ordenadores, nuestros coches y televisores, en nuestra salud y nuestro cuidado estético también merecemos lo mejor.

En Raga somos especialistas en ortodoncia y en estética dental. Ofrecemos a nuestros pacientes todo tipo de tratamientos complementarios para lograr transformar aquello que no les gusta y transformar por completo su imagen y su calidad de vida.

Nuestros centros en Valencia, Albacete y Manresa son el lugar idóneo para cuidar de la estética y la salud bucodental de grandes y pequeños.

Te gustaría conseguir una sonrisa amplia. La ortodoncia con baja fricción nos permite afinar el contorno de las mejillas, ganar espacio y obtener como resultado esas sonrisas amplias que tanto gustan a algunas personas: ¡las sonrisas de los famosos!

Nosotros Te
Respondemos

Selecciona una de nuestras clínicas para solicitar tu cita online. Sólo tendrás que cumplimentar unos campos para que nos pongamos en contacto contigo y poder cuadrar la agenda. Te contactaremos lo antes posible para confirmar dicha cita o proponerte una fecha alternativa. Si lo prefieres puedes llamar a los teléfonos que aparecen y solicitarla o acércate a una de nuestras clínicas y estaremos encantados de saludarte.