TRATAMIENTOS

NIÑOS

ortopedia-y-ortodoncia-infantil

ORTOPEDIA Y ORTODONCIA INFANTIL

En Raga, el equipo de expertos en ortodoncia infantil también es especialista en ortopedia dental.

¿Por qué deben ir juntas la ortopedia dental y la ortodoncia infantil?

Como ya sabéis, la ortodoncia infantil se ocupa de corregir la alineación de los dientes para que tengan una posición y una funcionalidad óptimas.

Sin embargo, algunos niños tienen poco espacio en el paladar. Otros tienen el mal hábito de respirar por la boca, lo que provoca efectos en la forma de su cara y en su postura corporal. Algunos niños tienen el mentón demasiado salido o hundido. Otros niños tienen problemas de deglución atípica.

La ortopedia dentofacial es la especialidad que se ocupa de corregir todas estas alteraciones esqueléticas y funcionales.

Antes de alinear los dientes, necesitamos conseguir que la estructura facial y bucal del niño sea la correcta, que sus hábitos respiratorios y su manera de deglutir no nos pongan obstáculos a la hora de alinear los dientes.

Con el uso de aparatos especializados, la ortopedia dental infantil nos ayudará a corregir los problemas de mordida, las alteraciones funcionales y los problemas en el crecimiento óseo del niño.

Una vez estos problemas estructurales estén corregidos (en aquellos casos en los que sea necesario corregirlos), los aparatos de ortodoncia infantil nos ayudarán a conseguir que los dientes tengan la posición correcta definitiva.

En Raga, ambas técnicas van siempre de la mano.

Gracias a la ortopedia infantil y la ortodoncia infantil conseguiremos que la estructura facial y la sonrisa de nuestros pequeños pacientes estén en equilibrio. Serán sonrisas bonitas pero, sobretodo, serán sonrisas sanas y funcionales.

Algunos de los problemas que solemos tratar con ortodoncia y ortopedia infantil:

  • Paladar estrecho y dientes que no caben por falta de espacio
  • Dientes salidos
  • Mandíbulas inferiores grandes que están por delante de los dientes superiores
  • Maxilares superiores demasiado prominentes
  • Sobremordida o mordida abierta
  • Hábitos como la succión digital, la interposición labial, la respiración oral o la deglución atípica

Siempre que sea necesario, haremos un estudio diagnóstico de la condición del niño, mediante radiografías panorámicas, cefalométricas o TAC dental en 3D (C.B.C.T), para estudiar el tamaño óseo y el espacio disponible.

Ortodoncia infantil: ¿cuando empezar?

Como padres, os preguntáis si es correcto llevar a los niños al ortodoncista y, especialmente, a partir de qué edad vuestros hijos deberían empezar un tratamiento de ortodoncia infantil.

El tratamiento de ortodoncia infantil no es como el de los adultos. En muchos casos, siempre que sea necesario, antes de usar brackets o férulas transparentes (Invisalign Teen) usamos aparatos ortopédicos para corregir todas las alteraciones estructurales.

La edad ideal para realizar una primera revisión de ortodoncia infantil es antes de los 7 años.

A esa edad, el paladar de los niños aún no se ha soldado. Esto nos permite corregir los desequilibrios músculo-esqueléticos, cambiar los hábitos y alinear los dientes antes de que los maxilares crezcan por completo.

En Raga llevamos muchos años de ejercicio profesional dedicado a los niños y a sus familias.

Hemos comprobado que los tratamientos de ortopedia y ortodoncia infantil evitan que los problemas se instalen y que sea más difícil corregirlos en el futuro.

El equipo de Ortodoncia infantil de Raga es experto en…

  • Tratamientos tempranos

Los aplicamos en edades de los 5-6 años. Para niños que muerden de lado o para los que muerden con los dientes inferiores por delante de los superiores. Tienen una duración de 6 a 9 meses.

Nos permiten corregir de forma precoz la alteración que presenta el niño. Este tipo de tratamiento es muy importante, porque nos permite garantizar que su crecimiento se desarrollará con normalidad.

  • Tratamientos en dos fases

Los aplicamos a partir de los 7 años. Son los tratamientos más comunes, recomendados por la Asociación Americana y Española de Ortodoncistas

Este tratamiento implica la corrección ósea, generalmente para hacer el paladar más grande en los tres planos del espacio: ancho, largo y alto. Mejora la función de toda la boca. En estos casos se coloca el aparato cuando la situación es grave y se sabe que, con el paso del tiempo, la evolución sólo puede ir a peor.

  • Paladar estrecho

El tratamiento para modificar un paladar estrecho es una gran oportunidad para evitar problemas en el futuro, especialmente si lo hacemos en edades tempranas. Si un niño presenta falta de espacio por paladar estrecho, cuando crezca la situación será peor y, a los 12 años, podría requerir de extracciones de dientes.

Siempre que lo permita la edad, corregimos el paladar estrecho con un aparato fijo.

Este tipo de aparato necesita solo un par de días de adaptación y sus beneficios son enormes.

  • Diente retenido por falta de espacio

Algunos dientes no crecen por falta de espacio. Como guía, es importante tener en cuenta que a los 7-8 años de edad el niño debería tener las 4 muelas definitivas correctamente erupcionadas y posicionadas. A esa edad también debería tener los 8 incisivos permanentes (los incisivos son los 8 dientes frontales, 4 superiores y 4 inferiores). Si alguno de ellos  no ha salido o ha salido parcialmente, tenemos que realizar un tratamiento que cree el espacio suficiente para su erupción.

  • Alteraciones funcionales

Hay algunas alteraciones que parecen inofensivas, pero que pueden tener grandes consecuencias en la salud bucodental de nuestros hijos.

Una de ellas es la deglución atípica, es decir, interponer la lengua hacia adelante al tragar, colocándola entre los dientes o presionando los incisivos. Tampoco deberíamos dar por bueno la respiración bucal (respirar habitualmente por la boca, en vez de por la nariz) o la interposición labial (tener los dientes superiores por encima del labio inferior). Otro hábito que solemos ver en consulta y que es necesario corregir es la succión digital (que se deforme el paladar por el hábito de “hacer la pipa”).

Todos estos hábitos pueden afectar a la mordida, alterar la posición de los dientes e incluso descompensar la postura corporal de los niños.

  • Posición de la mandíbula

La boca forman parte de la estructura de nuestro cráneo. Tener los maxilares en su posición óptima es muy importante. Una mandíbula inferior atrasada con respecto al maxilar superior puede provocar problemas a la hora de masticar o de hablar correctamente. Por otro lado, un hueso maxilar superior en una posición demasiado prominente puede puede provocar pérdidas dentales, problemas en la masticación y problemas de habla.
En cualquiera de estos casos, el procedimiento a seguir será igual que en las demás alteraciones dentofaciales: usaremos aparatos de ortopedia infantil para corregir la estructura ósea alterada.

  • Alineación de los dientes

A partir de los 11-12 años, la mayor parte de los niños ya suelen tener fuera todas las piezas dentales permanentes. Es en este momento cuando podemos realizar los tratamientos clásicos de ortodoncia, con aparatos fijos (brackets) o removibles (Invisalign Teen). Como habremos corregido previamente cualquier alteración estructural con la ayuda de la ortopedia, el tratamiento de ortodoncia infantil será más exitoso y eficaz.

¿Qué aparatos se usan para la ortodoncia infantil y la ortopedia infantil?

Aparatos de ortopedia dental infantil

Estos dispositivos son perfectos para los niños, porque actúan justo en la edad de crecimiento, cuando nuestro cuerpo está totalmente receptivo a los cambios. Nos permiten optimizar y acortar los tratamientos de ortodoncia en el futuro.

Expansor o disyuntor del paladar: son aparatos metálicos y de acrílico, que nos ayudan a corregir de manera gradual el tamaño del paladar.

Aparatos miofuncionales: son férulas elásticas que nos ayudan a reeducar la lengua, la respiración y el sellado labial.

Mascara facial: son aparatos removibles usados para dormir para frenar la mandíbula grande y estimular  el crecimiento del maxilar.

Aparatos de ortodoncia infantil

Cuando se han resuelto las alteraciones músculo-esqueléticas, en los casos en los que era necesario hacerlo, procedemos a usar un aparato clásico de ortodoncia infantil. Los aparatos de ortodoncia infantil pueden ser fijos o removibles.

Invisalign: podemos hacer tratamientos de ortodoncia con férulas invisibles a partir de los 11-12 años. Este tratamiento tiene la ventaja de que es removible y, por tanto, especialmente higiénico.

Brackets: son aparatos fijos, eficaces y, en general, más económicos que los removibles. Son ideales para niños, cuando la estética no es tan importante, y también para casos especialmente complicados. Se pueden personalizar con gomas de colores.

Nosotros Te
Respondemos

Selecciona una de nuestras clínicas para solicitar tu cita online. Sólo tendrás que cumplimentar unos campos para que nos pongamos en contacto contigo y poder cuadrar la agenda. Te contactaremos lo antes posible para confirmar dicha cita o proponerte una fecha alternativa. Si lo prefieres puedes llamar a los teléfonos que aparecen y solicitarla o acércate a una de nuestras clínicas y estaremos encantados de saludarte.