¿A qué edad debo llevar a mi hijo a su primera revisión?

Tres de cada cinco niños tienen problemas bucales que pueden afectar a su salud. Es por ello que las principales sociedades científicas de ortodoncia recomiendan acudir al ortodoncista antes de los 7 años. Hay una infinidad de problemas que pueden presentarse en niños en crecimiento, por lo que un diagnóstico temprano es muy importante para que un especialista en ortodoncia pueda realizar una evaluación completa e interceptar los problemas antes de que estos empeoren.


raga-ortodoncia-cepillado

 

Uno de los problemas dentales más comunes en los niños es el mal alineamiento de los dientes, conocido como maloclusión. Algunas de las manifestaciones son paladar estrecho y dientes que no caben, dientes hacia afuera, mordida abiertas, apiñamiento de los dientes… Ya que los problemas de oclusión son de causa ósea, es de vital importancia el inicio temprano del tratamiento de ortodoncia, cuando los huesos todavía se están formando y son fáciles de tratar. Un seguimiento temprano asegurará que los dientes de leche lleguen al recambio dentario sin caries y normalizará  la posición y el tamaño del maxilar y la mandíbula además de contribuir a consolidar el correcto alineamiento de los dientes.

raga-ortodoncia 2

Es muy posible que las maloclusiones no se desarrollen de forma visible y nos llamen la atención hasta que el niño haya crecido un poco, por lo que lo importante a estas edades es acudir de forma periódica al ortodoncista para ver si los huesos, el paladar y la mandíbula están creciendo de manera correcta y no dejar pasar por alto asimetrías óseas más costosas de solucionar en el futuro. La evaluación puede revelar que la mordida de nuestro hijo se encuentra en buen estado, o revelar un problema que necesite ser monitoreado durante el crecimiento y desarrollo del niño.

maloclusiones-ortodoncia

La ortodoncia precoz soluciona estos problemas de huesos, apiñamientos graves que afectan a los dientes delanteros y problemas de hábitos nocivos como la respiración oral o el uso del chupete o dedo prolongado más allá de los 2-3 años. Detectar el problema a tiempo ayuda a corregirlo fácilmente y con mayor estabilidad en un futuro.

En Raga, la edad del niño o si el niño tiene dientes de leche o no, no es el criterio de decisión. Como ortodoncistas empezamos la ortodoncia y el tratamiento correspondiente según las necesidades de cada paciente. Reconocemos que cada situación es única y que lo mejor es que uno de nuestros especialistas en ortodoncia os oriente sobre cómo es mejor proceder. No dudéis en hacernos una visita, ¡estaremos encantados de ayudaros!

___