In Sin categorizar

¿Llevas mucho tiempo queriendo mejorar tu sonrisa? Te sorprenderá saber que uno de cada tres pacientes está en proceso de un tratamiento de ortodoncia para adultos. No hay ninguna edad preestablecida para conseguir la sonrisa estética y funcional con la que siempre has soñado.

El mundo de la ortodoncia no ha dejado de evolucionar en los últimos años. Para adaptarse a las necesidades de los adultos, los métodos tradicionales han evolucionado hacia sistemas de ortodoncia casi imperceptibles.

En este artículo, vamos a detallar qué problemas podemos tratar con la ortodoncia para adultos, qué opciones existen y cuál es la duración de cada una de ellas.

¿Por qué comenzar un tratamiento de ortodoncia para adultos?

Los tratamientos dentales de ortodoncia nos ayudan a corregir cualquier problema de maloclusión dental, como puede ser: apiñamiento, dientes torcidos, mordida abierta o cruzada, presencia de espacio entre los dientes, sobremordida…

Además de ganar seguridad y autoestima, un tratamiento de ortodoncia para adultos tiene múltiples ventajas, que repercuten en nuestra salud dental y en nuestro bienestar general:

  • Unos dientes bien alineados evitan que las piezas dentales se vayan desgastando, y facilitan el proceso de masticar y digerir de forma adecuada las comidas.
  • Una oclusión dental correcta evita que varias piezas dentales choquen entre sí, además de facilitar nuestra higiene bucodental.
  • Un tratamiento de ortodoncia nos ayuda a evitar problemas futuros de sobrecargas musculares y migrañas, que vienen derivados en numerosas ocasiones de una maloclusión.

tipos-ortodoncia-adultos

Tipos de ortodoncia para adultos

Ahora que ya conocemos todas las ventajas derivadas de un tratamiento de ortodoncia para adultos, vamos a explicar de forma detallada en qué consisten cada una de las opciones que podemos encontrar y cuál es su duración.

Brackets de baja fricción metálicos

¿Habías oído hablar de los brackets de baja fricción? Se trata de aparatos de ortodoncia de última generación, que incorporan múltiples ventajas respecto a los tratamientos con brackets convencionales.

Los brackets de baja fricción no precisan de gomas ni ligaduras para realizar un agarre del arco del aparato. Su innovación en el sistema de agarre les ayuda a conseguir una menor fricción entre el bracket y el arco. Gracias a ello, conseguimos un movimiento más rápido de los dientes, teniendo que aplicar mucha menos fuerza para alcanzar el resultado deseado.

La duración del tratamiento con brackets de baja fricción dependerá del historial médico de cada paciente. No obstante, este tipo de brackets nos permite reducir la duración de este tratamiento hasta en 6 meses, lo cual es muy positivo.

Brackets de baja fricción estéticos o transparentes

Los brackets de baja fricción también pueden ser estéticos y transparentes, si el paciente quiere corregir una sonrisa perfecta sin renunciar a la parte estética.

Se colocan de forma fija al igual que los brackets metálicos y su función es la misma, logrando una mayor discreción. El material con el que se fabrican no sufre decoloraciones, y es igual de resistente y efectivo.

La duración de un tratamiento con brackets estéticos es la misma que si usásemos brackets de baja fricción metálicos. Las características de cada paciente condicionarán el tiempo que dure el tratamiento de ortodoncia para adultos.

Ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible es cómoda, muy eficaz y, a la vez, prácticamente imperceptible. Los pacientes preocupados por su estética o que trabajan de cara al público son los que más suelen decantarse por este tipo de ortodoncia.

Las fases de este tratamiento nos ayudan a conseguir el resultado final deseado. Gracias a la realización de un escáner intraoral en 3D se determina el estado de nuestra boca. Con un programa muy avanzado, se realizan todos los movimientos dentales precisos para alcanzar la posición correcta de los dientes.

Cada alineador transparente corresponde a un movimiento de nuestra boca. Sustituyéndolos de forma periódica, llevamos a nuestros dientes a la posición deseada.

Una de las principales ventajas de este sistema de ortodoncia es que es removible. Puedes quitarte las fundas para comer y son imperceptibles cuando las llevas puestas. Además, no tienes que renunciar a ningún tipo de alimento.

La duración de un tratamiento de ortodoncia invisible oscila entre los seis meses y los tres años aproximadamente, y el tiempo preciso dependerá de las características de cada paciente.

En Raga somos especialistas en ortodoncia y estética dental. Nuestros centros en Albacete, Manresa y Valencia son el lugar idóneo para que comiences esta gran aventura hacia una nueva sonrisa. ¡Solicita más información sin compromiso!