Entidades tan importantes en el ámbito de la odontología como son la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia o la American Association of Orthodontists recomiendan que todos los niños acudan por primera vez al ortodoncista antes de cumplir los 7 años.

Sin embargo, muchos padres nos preguntáis si es realmente necesario, dado a que vuestros hijos aún tienen los dientes de leche. Al fin y al cabo, ¿qué sentido tiene actuar sobre unos dientes provisionales que se acabarán cayendo?

La respuesta es SI, ES MUY IMPORTANTE. Y en el siguiente artículo os explicamos los motivos:

 

ORTODONCIA

 

La ortodoncia en edad temprana está relacionada, más que con los dientes actuales del niño, con asegurarle un correcto desarrollo bucal en una fase de su crecimiento en el que el paladar aún no se ha soldado del todo, por lo que es mucho más sencillo actuar sobre él que en la edad adulta. Es lo que conocemos como crecimiento dentofacial, y en el mismo aprovechamos el crecimiento natural del niño para obrar los cambios necesarios de una manera cómoda y natural para él.

Aprovechando el crecimiento natural de tu hijo

El paladar es la estructura sobre la que se dispondrán encías y dientes, y su forma y tamaño influirá de manera decisiva en su dentadura definitiva. Un paladar pequeño o estrecho puede derivar en apiñamiento dental, disarmonía entre los maxilares o falta de espacio para la irrupción de los dientes caninos, problemas que podremos tratar en la edad adulta pero recurriendo a tratamientos más complejos, largos y molestos.

Además un tratamiento de ortodoncia en edad temprana será siempre más estable en el tiempo. Y lo explicamos con un ejemplo: Imagina que quieres construir una pared. Si te apoyas de guías y niveles, asegurarás que la pared crezca recta, estable y resistente. Si por el contrario te limitas a poner ladrillo sobre ladrillo y al final descubres que ha salido torcida, podrás lucirla, disimular su inclinación con diferentes colores o elementos decorativos, o incluso reforzarla en sus partes más débiles, pero la estabilidad de la pared quedará más comprometida.

Y es que cuanto antes se detecte un problema, más sencillo será corregirlo. Una máxima que se aplica perfectamente al terreno de la ortodoncia. Por ello, actuar sobre el paladar cuando aún no se ha soldado del todo –en torno a los 7 años de edad- es esencial para asegurar que cuando los dientes definitivos erupcionen, lo hagan con el espacio necesario para lograr una sonrisa estética y una dentadura que cumpla adecuadamente su función en tareas tan importantes como la masticación, la oclusión, el lenguaje o sus relaciones sociales.

 

ORTODONCIA

Ortodoncia en 2 Fases de Raga

Aprovechando estos conocimientos y como especialistas en odontología infantil, en Raga Ortodoncia desarrollamos tratamientos de ortodoncia en 2 Fases, que ofrecen resultados mejores y más predecibles que la ortodoncia convencional en una única fase.

En la primera fase, que tendrá lugar a partir de los 7 años, ensancharemos el paladar de tu hijo, favoreciendo el crecimiento y formación de hueso nuevo sobre el que se sustentarán sus dientes definitivos, armonizaremos sus maxilares y mejoraremos toda su función bucal.

Pasada esa primera fase, tu hijo tendrá un periodo intermedio de 2 a 3 años sin brackets hasta que le salgan todos los dientes definitivos. Será entonces cuando realicemos la segunda fase, mejorando la posición de los dientes y logrando sonrisas más amplias y una boca estética y saludable de una manera natural y muy cómoda para el niño, al haber garantizado en la primera fase un paladar que asegure el espacio necesario para todos sus dientes.

ORTODONCIA

¿Y qué me costará?

Llegados a este punto, si como padres os preocupa el hecho de que al hablar de dos fases diferenciadas el tratamiento pueda resultar más caro o largo que en una única fase, la respuesta es no. La ortodoncia en 2 Fases de Raga tiene un coste muy similar y la misma duración que un tratamiento convencional.

Además, antes de los 10 años los niños asimilan un tratamiento de ortodoncia de una manera mucho más natural que un preadolescente o adolescente, que si puede mostrar prejuicios a la hora de someterse a un tratamiento largo y molesto que pueda comprometer tanto su estética como sus relaciones sociales durante el mismo.

 

ORTODONCIA_

 

Menos problemas, múltiples beneficios

A modo de resumen, os dejamos un listado de los beneficios de la ortodoncia en dos fases de Raga Ortodoncia, y los problemas que permite corregir de manera sencilla, cómoda y natural para vuestro hijo.

Con la Ortodoncia en 2 Fases de Raga corregimos:

  • El apiñamiento dental (por tener un paladar estrecho)
  • Los dientes salidos (con riesgo de romperse por traumatismos)
  • Las mandíbulas grandes (en relación con el maxilar)
  • Las sobremordidas (cuando los dientes superiores cubren a los inferiores y no se ven)
  • Las mordidas abiertas (cuando los dientes no contactan entre sí en la oclusión)
  • Los espacios entre dientes
  • Los malos hábitos (deglución atípica, succión digital, respiración oral, interposición labial)

Con la Ortodoncia en 2 Fases de Raga mejoramos:

  • El resultado final, más predecible y natural
  • La estabilidad a largo plazo de la dentadura
  • La comodidad del tratamiento, tanto para el niño como para su familia
  • La estética facial y dental
  • La amplitud de la sonrisa
  • La formación de hueso para soportar los dientes
  • El riesgo de problemas de encías
  • El riesgo de extracciones o cirugía durante la ortodoncia.

 

ORTODONCIA

Los Dres. Carlos y Javier B. Raga, toda una vida dedicada a la ortodoncia infantil