Los niños deben ir al dentista ¿y qué hay de los bebés?

Algunos de los problemas dentales que tenemos los adultos podrían prevenirse en la infancia.

Por ejemplo, el apiñamiento o la mordida abierta. Que los niños deben ir al dentista para prevenir estos problemas y para cuidar de sus dientes, está claro. Pero, ¿los niños muy pequeños también? ¿y qué hay de los bebés? ¿cómo cuidamos sus dientecillos en casa?

Los bebés desarrollan los dientes en el útero. Al nacer los tienen escondidos dentro de las encías, donde seguirán evolucionando para salir al exterior en el momento en el que los necesiten para masticar.

 

1. ¿Cuando le saldrán los dientes a mi bebé?

 

Es posible que tu hijo te dé señales justo antes de que le nazcan los dientes: algunos bebés se llevan objetos a la boca para mordisquearlos; otros tienen las encías inflamadas. Sin embargo, no todos los bebés “avisan” antes de sacar un diente. ¡No te asustes si tu hijo amanece un día ya con algún dientecito fuera!Entre los 4 y los 7 meses es cuando suelen aparecer los primeros, aunque con las primeras veces ya se sabe: ¡cada persona es un mundo!Este momento puede provocar tensión y molestias en algunos niños. Algunos incluso tienen ligeros episodios de fiebre antes de que salga cada nuevo diente.

 

 2. ¿Cómo aliviar las molestias asociadas a la dentición?

 

El propio instinto de tu hijo seguramente ya te está avisando de qué es lo que necesita para aliviarse: ¡morder y frotarse las encías! Si alguna vez has tenido un cachorro de perro en casa, habrás visto exactamente lo mismo: los perritos que están sacando los dientes pueden ser una auténtica pesadilla si tuvimos la genial idea de regalarles un juguete que hiciera ruido al morderlo, porque se pasan el día mordisqueándolo todo. Si tu bebé está nervioso, pon a su alcance objetos blanditos como un mordedor, o incluso una manzana o una pera dura y fría. Al estar fría, la fruta ayudará a reducir la inflamación de las encías.

 

3. ¿Tengo que cepillarle los dientes a mi bebé?

Hoy en día está casi todo inventado. Los objetos para morder ya no son cualquier cosa, ahora son mordedores especializados. Y los cepillos de dientes para bebés… ¡están diseñados especialmente para ellos! A partir de la aparición del primer diente puedes empezar a cepillarlo. No es necesario que uses pasta de dientes, pero si lo haces, asegúrate de que sea muy poca cantidad, para no excederte con la cantidad de flúor recomendada. Si no quieres usar un cepillo de dientes puedes usar una gasa húmeda.

4. ¿Cómo evitar las caries en los niños muy pequeños?

Como ya vimos en este artículo, para evitar las caries es importante no dejar que las bacterias campen a sus anchas, alimentándose de los restos de nuestro alimento. La prevención infalible para las caries es, básicamente, cepillarse bien los dientes después de cada comida.

Con los bebés esto es, si no imposible, muy muy complicado. Pero sí que puedes dejar de repetir un hábito perjudicial para sus dientes: no le des un biberón de leche o zumo de fruta justo antes de dormir. ¡Es pura miel para las bacterias! Si se lo das, acuérdate de cepillarle dientes después.

 

5. ¿Cuál es la edad ideal para la primera visita al dentista?

 

La Sociedad Española de Odontopediatría y otros colegios de profesionales recomiendan que la primera visita sea de los 6 meses al 1 año de edad.

La salud dental es un bien muy preciado, ¡enseñémosles a cuidar de ella desde bien pequeños!