ORTODONCIA

ADULTOS

ortodoncia-quirurgica-2

ORTODONCIA QUIRÚRGICA

La ortodoncia quirúrgica es como se conoce al tratamiento que combina la ortodoncia con la cirugía ortognática. El uso combinado de ambas técnicas nos sirve para corregir algunos problemas severos de oclusión dental y estética facial, que no se podrían solucionar solo con aparatos de ortodoncia.

La cirugía ortognática es una especialidad quirúrgica que corrige las anormalidades y deformidades dento-cráneo-maxilofaciales. Esta operación supone un antes y un después para aquellas personas que sufren las consecuencias negativas de tener los maxilares desplazados.

Con la ortodoncia quirúrgica resolvemos los problemas de maloclusión, a la vez que corregimos las deformidades dentofaciales y logramos una cara más armónica y proporcionada.  De esta manera conseguimos que se recuperen todas las funcionalidades: masticar, respirar y hablar correctamente.

El resultado es una transformación estética total de la estructura dentofacial del paciente.

¿Por qué se combinan la ortodoncia y la cirugía ortognática?

Las maloclusiones se dan cuando el maxilar superior y el inferior no encajan correctamente.

Muchos casos de maloclusiones no tienen su origen solamente en la alineación incorrecta de los dientes. Algunas veces su causa está en la forma o en la posición de los huesos maxilares, que están desplazados. En estos casos, de poco nos sirve alinear los dientes si la estructura ósea del paciente sigue estando desequilibrada. Este desequilibrio puede provocar todo tipo de problemas: mordidas deficientes , dolores articulares, problemas para respirar y tragar, estética facial no armoniosa, etc.

La cirugía ortognática es la solución idónea para corregir los problemas estructurales de los maxilares. Al combinarla con ortodoncia, conseguiremos una remodelación total de la estética dentofacial y de las capacidades funcionales del paciente. En definitiva, una remodelación total de su calidad de vida.

La ortodoncia por sí misma no siempre nos permite modificar la estructura ósea y facial a este nivel. Por eso, en algunos casos, es necesario combinarla con cirugía.

¿Qué casos requieren el uso de la ortodoncia quirúrgica?

Este tipo de procedimiento está indicado para pacientes jóvenes y adultos. Es imprescindible que haya finalizado el desarrollo óseo y la estabilización de los maxilares. El crecimiento maxilar suele concluir a los 16 años en el caso de las niñas y a los 17-18 años en el caso de los niños.

Los defectos que se suelen corregir con ortodoncia quirúrgica son:

  • Retrognatia. Es como se conoce a la posición atrasada del maxilar inferior respecto al maxilar superior. Es decir, cuando la mandíbula inferior está como metida hacia dentro. Puede provocar problemas de respiración, masticación, habla y, en especial, provoca un empeoramiento en la estética y la forma de la cara, del perfil y de la papada.
  • Prognatismo. Es el nombre que define la posición excesivamente avanzada o protuberante del maxilar inferior, con respecto al maxilar superior. Es decir, cuando los dientes de abajo y el mentón están excesivamente hacia fuera y sobresalen por encima de los dientes superiores. Suele provocar problemas importantes de masticación, dolores e, incluso, pérdida de piezas dentales.
  • Asimetría facial. La asimetría facial es un desequilibrio notable entre los dos lados de la cara. Solemos identificarla porque la mandíbula aparece torcida o desarrollada en exceso por uno de los lados. Puede generar dolores, desgaste dental excesivo y problemas de masticación.
  • Mordida abierta. Es una maloclusión que consiste en la falta de contacto entre las piezas dentales superiores e inferiores, normalmente los frontales. Es visible porque hace que exista un agujero entre los dientes de arriba y los dientes de abajo; nunca llegan a cerrarse del todo. La mordida abierta provoca una presión desproporcionada en los dientes traseros y hace que estos se desgasten en exceso.

¿Qué tipos de ortodoncia quirúrgica existen?

La ortodoncia quirúrgica es un tratamiento completo que consta de tres fases: una primera fase de ortodoncia prequirúrgica, una segunda donde realizamos la operación y una tercera fase de remodelado final con ortodoncia.

Las dos fases de ortodoncia son las siguientes:

  • La ortodoncia prequirúrgica se utiliza en la primera fase antes de la cirugía ortognática. Cambiamos la posición y la inclinación de los dientes para descompensarlos y colocarlos correctamente en la base del hueso.
  • La ortodoncia postquirúrgica tiene el objetivo de mantener la posición maxilar que hemos obtenido con la cirugía y alinear los dientes para lograr el efecto estético deseado y la oclusión correcta entre ambas arcadas.

Por otro lado, existen varios tipos de cirugía ortognática que realizamos en el momento de la intervención:

  • Cirugía del maxilar inferior o mandíbula

Indicada cuando la mandíbula (el maxilar inferior) está retrasada respecto al resto del rostro. También se recomienda en algunos casos de sonrisa gingival y mordida abierta. Realizamos un corte por detrás de los últimos molares, desplazamos la mandíbula hacia delante y la fijamos con miniplacas y tornillos de titanio.

  • Cirugía del maxilar superior

Indicada cuando la mandíbula (el maxilar inferior) sobresale respecto al resto del rostro. Puede deberse a que el desarrollo óseo ha resultado ser excesivo, a un crecimiento deficitario del maxilar superior o a una mezcla de ambos casos. Se corrige mediante el avance del maxilar superior o el retroceso del maxilar inferior (mandíbula), según cada caso.

  • Cirugía bimaxilar

Indicada para aquellos casos en los que existen irregularidades que deben resolverse retocando tanto el maxilar superior como el maxilar inferior, normalmente en una misma intervención.

  • Cirugía de la asimetría facial

Indicada cuando existe una asimetría entre ambos lados del rostro, provocada por un desequilibrio o deformidad de la estructura ósea.

Dudas frecuentes:

¿La ortodoncia quirúrgica se hace solo con aparatología de brackets metálicos?

No. Podemos combinar la cirugía del maxilar con el tipo de aparato de ortodoncia que elija el paciente, siempre que se adecue a las necesidades de su diagnóstico. Podemos modificar la posición de los dientes con brackets metálicos, brackets estéticos y con férulas de Invisalign.

¿Cómo es el postoperatorio y la recuperación después de una cirugía ortognática?

La cirugía de la mandíbula requiere un tiempo total de recuperación de dos a ocho semanas, dependiendo del caso y de la condición del paciente.

Durante las primeras horas después de la cirugía el paciente estará hospitalizado. Una vez reciba el alta deberá seguir unas indicaciones muy específicas para facilitar la recuperación.

Los primeros días es necesario llevar una dieta líquida, mantener reposo casi absoluto, llevar bandas elásticas de contención y dormir sentado para poder respirar bien.

A partir de la segunda semana ya se puede tomar alimentos blandos, realizar esfuerzos físicos moderados, reducir el tiempo de uso de las bandas de contención y dormir en la posición habitual.

La baja escolar y/o laboral suele ser de unas dos semanas, dependiendo del tipo de actividad.

¿Cómo es el antes y el después de una ortodoncia quirúrgica?

La ortodoncia quirúrgica provoca una mejora notable en la calidad de vida: te ayudará a corregir problemas del habla, te permitirá respirar mejor, te ayudará a masticar mejor, hará que tu sonrisa sea perfecta en todos los niveles (estético y funcional). Pero, ante todo, va a suponer un cambio estético evidente, mejorará tu perfil y la armonía general de tu rostro.

En casos severos, la ortodoncia quirúrgica supone una transformación radical en la funcionalidad y en la estética general de la cara.

¿Qué plan de tratamiento sigue la ortodoncia quirúrgica?

  1. Diagnóstico y diseño del tratamiento. El estudio requiere de varias pruebas: un escáner 3D de todo el cráneo, registros fotográficos y valoración del historial y el estado clínico del paciente. Una vez hemos establecido el diagnóstico y los objetivos, trazamos un plan de tratamiento en el que pautamos las fases a seguir y las técnicas a aplicar.
  2. Ortodoncia prequirúrgica. En esta fase movemos los dientes para coordinar ambas arcadas dentales. Esta etapa nos sirve para colocar los dientes en aquella posición que encajará tras la cirugía ortognática, por eso es habitual percibir un ligero empeoramiento en la estética dentofacial antes de la operación.
  3. Cirugía ortognática. La operación se hace bajo anestesia general. El tiempo de cirugía varía en función del grado de severidad y complejidad de la desviación maxilar, aunque suele extenderse durante unas pocas horas. Se efectúa el tipo de cirugía necesaria según el diagnóstico del paciente, ya sea en el maxilar superior, en el maxilar inferior o en ambos. El postoperatorio en el hospital suele ser corto, entre 24 y 48 horas. Pasado este tiempo, se debería optar por una baja escolar y/o laboral de unas dos semanas.
  4. Ortodoncia postquirúrgica. Cuando el paciente ya se ha recuperado de la intervención, entre unas cuatro y unas ocho semanas después de la cirugía, el ortodoncista colocará de nuevo la aparatología de ortodoncia para hacer los últimos cambios en la colocación de los dientes.

Ortodoncia quirúrgica en Valencia, Albacete y Manresa

La ortodoncia quirúrgica es un tratamiento que requiere de un equipo de expertos para poder hacer un diagnóstico, un plan de tratamiento y una intervención correctas.

Una buena planificación con un ortodoncista y un cirujano es determinante para conseguir el resultado final deseado.

El tratamiento de ortodoncia quirúrgica consta de tres fases en la que intervienen ambos especialistas, que trabajan de manera coordinada:

Una primera fase de ortodoncia  coordinada por el ortodoncista; una segunda fase donde se realiza la cirugía en un hospital especializado, por parte de un cirujano maxilofacial; y una última fase de ortodoncia postcirugía dirigida por el ortodoncista.

Los centros de Raga Ortodoncia se guían por el principio de la excelencia: queremos que nuestros pacientes reciban los mejores tratamientos de la mano de los mejores expertos.

En nuestras clínicas de Valencia, Albacete y Manresa contamos con una gama de dispositivos de diagnóstico para realizar impresiones digitales y radiografías completas 3D.

Nosotros Te
Respondemos

Selecciona una de nuestras clínicas para solicitar tu cita online. Sólo tendrás que cumplimentar unos campos para que nos pongamos en contacto contigo y poder cuadrar la agenda. Te contactaremos lo antes posible para confirmar dicha cita o proponerte una fecha alternativa. Si lo prefieres puedes llamar a los teléfonos que aparecen y solicitarla o acércate a una de nuestras clínicas y estaremos encantados de saludarte.



Responsable: CLINICA DENTAL CUSPIDE S.L.
Finalidad: Responder a su consulta.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los datos quedarán almacenados en nuestro servidor. No se comunicará a terceros.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de los datos.

Sus datos son utilizados para gestionar las consultas que se realizan a través de nuestra web mediante sus tratamiento como "Formulario Web". La base legal para el tratamiento de su datos es su consentimiento explícito, prestado si proporciona su información personal. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Podrá acceder, rectificar y suprimir los datos así como otros derechos, como se explica en la información adicional. La información adicional la encontrará en el AVISO LEGAL, de nuestra página web.

llamar a la clinicaLlámanos