¿Quién fue Santa Apolonia y por qué es nuestra patrona?

Santa Apolonia

Apolonia fue una mártir que murió en Alejandría, Egipto, durante un levantamiento contra los cristianos a mediados del siglo III.

No sólo acabaron con su vida, sino que fue además torturada con el objetivo de que se arrepintiera de su Fe cristiana, pronunciase blasfemias contra Jesucristo y adorase a los dioses paganos. Debido a su negativa, las represarias fueron duras, recibiendo multitud de golpes que, entre otras cosas, acabaron con la pérdida de varios de sus dientes. Los restantes, se los arrancaron.

Pese a ello, Apolonia no cedía en cuanto a su Fe, lo que hizo que la amenazaran con la hoguera, tras lo que pidió que le soltasen las manos, saltando ella misma al fuego. Según se dice, en ese momento, ya bajo las llamas, pidió a los presentes que invocaran su nombre si tenían dolores dentales, pues ella intercedería ante Dios para aliviarles.

Cincuenta años después se la santificó por aquellos hechos, aunque no sería hasta el siglo XIV que se la empezaría a considerar patrona de las enfermedades dentales y los odontólogos, recurriendo a ella ante el dolor de muelas.

Su festividad se celebra cada 9 de febrero, motivo por el que hemos aprovechado para contar, con un poquito de historia, el origen de nuestra patrona.