Tras unas merecidas vacaciones de verano, el mes de septiembre marca el momento de volver a las rutinas habituales durante el resto del año. Para los mayores, la vuelta al trabajo. Para los niños y adolescentes, el momento de regresar al colegio o al Instituto. Entre estas rutinas, una de las que no deberíamos descuidar es una visita al dentista, especialmente en el caso de los más pequeños. Te explicamos por qué.

En vacaciones nuestros horarios se flexibilizan, y abandonamos muchas de nuestras rutinas habituales. La hora de la comida, la hora de acostarse, los quehaceres diarios. Entre ellos, y de manera mucho más habitual en el caso de los niños de menos de 12 años, está la higiene bucodental.

Durante las vacaciones nuestros hijos cambian sus hábitos de alimentación, comiendo a deshoras y tomando muchos más helados y dulces, alimentos con un alto contenido de azúcar y por tanto muy propensos a generar caries. En general, sus pensamientos se centran en disfrutar y pasarlo bien, olvidando a menudo muchas de las obligaciones que sí tienen entre mediados de septiembre y de junio. Las vacaciones de verano comprenden un periodo de tiempo que dura aproximadamente 3 meses. Es decir, una cuarta parte del año. No es ninguna tontería. Sin duda es tiempo más que suficiente para que una mala higiene tenga consecuencias en su salud bucodental,

Por ello, con la llegada de septiembre es importante agendar una visita de tus hijos al dentista. En palabras de los hermanos Javier y Carlos Raga, especialistas en Raga Ortodoncia, “cuanto antes podamos solucionar estos pequeños desajustes creados a nivel bucal, más fácil será que el niño recupere no solo su correcta higiene bucodental, sino seguir favoreciendo su desarrollo dentofacial”.

La vuelta al cole

 

 

El mes de septiembre es también uno de los mejores meses del año para iniciar un tratamiento de ortodoncia para tu hijo. Es un mes muy propicio –probablemente el más propicio del año junto a enero- para marcarse retos de larga duración. ¿Quién no ha dicho en septiembre “este año voy al gimnasio” o “este año me arreglo la boca”? Tenemos por delante nueve meses donde nos será más sencillo, a nosotros o a nuestros hijos, introducir nuevas rutinas diarias.

Además, aunque los aparatos de ortodoncia están cada vez más aceptados entre los más pequeños, que lo ven ya como algo normal entre sus compañeros de clase, tanto expertos como padres recomiendan iniciar el tratamiento con la llegada del curso escolar. Marisa, madre de dos niños con tratamiento de ortodoncia en Raga, comenta que “para ellos siempre es más fácil empezar con el aparato casi al mismo tiempo que el colegio. Tras tres meses sin verles, sus compañeros de clase encajan con mucha naturalidad el cambio, y ellos lo ven como una rutina más del nuevo curso”

 

Especialistas en ortodoncia infantil desde hace 45 años

 

 

 

En Raga Ortodoncia son especialistas en ortodoncia infantil desde hace casi 45 años. Por ello, conocen bien tanto los gustos como las necesidades de los más pequeños de la casa y cuentan con un amplio abanico de posibilidades para hacerles más sencilla la transición.

“El hecho de que seamos especialistas en ortodoncia hace que cuando un niño viene a nuestra consulta, vea a muchos otros niños de su edad con un tratamiento ya iniciado. Eso les facilita el normalizar el cambio”, comenta el Dr. Javier Raga, director de las clínicas de Valencia y Manresa. “La clave está en saber motivarles”, comenta el Dr. Carlos Raga, director de las clínicas de Albacete y Manresa. “Para asegurar el éxito del tratamiento es importante no solo la parte clínica, sino también la colaboración del menor. Por ello todo en nuestras clínicas, desde las instalaciones adaptadas para los más pequeños según su edad, nuestros programas de bonificación por puntos, o nuestro equipo de odontopediatras que está siempre pendiente de sus necesidades, está orientado a lograr el máximo confort de un niño al iniciar un tratamiento de ortodoncia”.

Estos programas de bonificación por puntos ideados en Ortodoncia Raga cobran una especial importancia en un tratamiento de ortodoncia. Los niños obtienen puntos canjeables por regalos si saben cuidar el aparato, si acuden a las citas puntualmente, o si mantienen una buena limpieza de los mismos. “De este modo”, coinciden, “involucramos al niño en el buen desarrollo del tratamiento, logrando que lo lleven con una mayor naturalidad y que entiendan la importancia del mismo”.

¿Cuál es la mejor edad para empezar?

 

Pero, ¿cuándo es la mejor edad para llevar a tu hijo a su primera revisión con el ortodoncista? Tanto la Asociación Americana de Ortodoncistas como su homónima en España, como refleja este artículo de El País, aconsejan que la primera revisión sea antes de los 7 años. Es una edad  en la que el paladar del niño aún no está soldado, por lo que será mucho más sencillo actuar sobre el mismo, asegurando el espacio suficiente para la posterior irrupción de todos los dientes definitivos, que en etapas posteriores.

Al respecto, en Ortodoncia Raga cuentan con un sistema de Ortodoncia en 2 Fases que ofrece mejores resultados -y más predecibles- que la ortodoncia convencional en una única fase, pero con un coste y una duración muy similar. Se trata, como comentan los Dres. Raga, de “aprovechar el crecimiento natural del niño para obrar los cambios necesarios en su boca de una manera mucho más natural y cómoda para él. Nos permitirá detectar y corregir un problema que requiera de ortodoncia de manera mucho más sencilla que en su edad adulta, y el resultado del tratamiento será mucho más estable en el tiempo”:

Ortodoncia en 2 Fases by Raga

Así, en la primera fase, a partir de los 7 años, el objetivo será ensanchar el paladar favoreciendo el crecimiento del hueso nuevo, aportando espacio para los dientes definitivos, armonizando los maxilares, mejorando su función bucal. Tras un periodo intermedio sin aparatos de 2 a 3 años, y ya con los dientes definitivos, se iniciará la segunda fase mejorando la posición de los dientes de manera sencilla, rápida y cómoda para el niño, y logrando sonrisas más amplias y estéticas.

Además, en Ortodoncia Raga cuentan con todo tipo de tratamientos diseñados para adaptarse a las necesidades de los más pequeños de la casa y que luzcan orgullosos sus aparatos, como ortodoncia de colores, ortodoncia transparente e incluso ortodoncia invisible. Al respecto Raga Ortodoncia es líder en Invisalign en Valencia, Albacete y Manresa y una de las 50 clínicas de más prestigio en este tratamiento a nivel europeo, y desarrolla para los niños el novedoso Invisalign First.