¿Te duelen las muelas del juicio?

Las muelas del juicio suelen aparecer entre los 17 y los 25 años. Como salen cuando la estructura ósea y dental ya está formada, pueden acarrear complicaciones y dolores.
Antiguamente, tener dolor de muelas podía significar que se avecinaba un verdadero infierno. Los especialistas en “arreglar” problemas dentales eran, ni más ni menos, que los barberos o incluso los herreros del poblado.
Además, se desconocían las causas que provocaban los dolores de muelas.
Con este panorama, la mayor parte de las personas debían optar por no tratarse los problemas bucodentales, por lo que los dolores se cronificaban.
Se dice que Isabel I de Inglaterra tenía un severo dolor de muelas provocado por las caries. Tenía tantas que su dentadura lucía casi de color negro. Como el dolor de muelas la atormentaba, sus médicos le aconsejaron la extracción de varios dientes. El mismo obispo de Londres, John Aylmer, se hizo extraer un diente delante de ella para convencerla de que hiciera caso a los especialistas.

¿Por qué te duelen las muelas del juicio?

Los dolores en los molares suelen estar provocados por la presencia de caries o por la existencia de traumatismos dentales. Sin embargo, un dolor de muelas también puede ser un síntoma sorprendente de dolencias como la sinusitis o el dolor de oido.
Otro de los factores que provoca más dolores de muelas es el crecimiento y erupción de la propia muela; en especial, en los molares que emergen durante nuestra adolescencia o edad adulta, como son las muelas del juicio.

¿Quieres saber qué causas pueden provocar dolor en las muelas del juicio?

La falta de espacio

El tamaño y la forma del hueso de los maxilares, así como una posición demasiado ajustada de los segundos molares, pueden hacer que las muelas del juicio tengan más dificultad en erupcionar. La falta de espacio puede provocar presión, inflamación y dolores.

Una pericoronaritis

La periocoronaritis es una de las causas más frecuentes de dolor en las muelas del juicio. Va estrechamente relacionada a la falta de espacio o al groso de la encía. Ocurre cuando la erupción de la muela del juicio no se completa y queda semi cubierta por tejido periodontal. Esto provoca una acumulación de placa bacteriana, que provoca infección e inflamación en la encía.

La presencia de caries

Si el dolor aparece una vez la caries ya ha salido a la superficie, la causa más común suele ser el desarrollo de una caries, en general provocada por una limpieza bucal deficiente.

 

¿Qué puedes hacer para evitar el dolor de las muelas del juicio?

  • Insiste con la limpieza

La limpieza bucal es esencial durante toda la vida pero, en especial, cuando existe alguna complicación a nivel bucodental, por ejemplo: durante la erupción de un diente, cuando hay problemas periodontales o riesgo de caries, después de una intervención, etc.

Cuando las muelas del juicio están erupcionando, es vital que seamos disciplinados con la limpieza, para evitar la acumulación de placa.

  • Toma medicación oral

Los medicamentos más usados para el dolor de las muelas del juicio son los analgésicos, como el paracetamol o el ibuprofeno. Son la solución ideal para calmar el dolor en procesos temporales, siempre que no exista una complicación mayor de fondo.

Valora los pasos a seguir con un dentista

Muchas personas optan por la extracción de las muelas del juicio cuando existe falta de espacio o cuando las muelas están mal dirigidas. La extracción es la solución para evitar el apiñamiento, el riesgo de caries o una malposición de los molares.