In Sin categorizar

Lucir una sonrisa bonita y perfecta es posible en la actualidad gracias a la estética dental, un tratamiento indoloro y que es factible en la mayor parte de los pacientes, sobre todo para aquellos que no responden bien ante un blanqueamiento dental.

Dentro de la estética dental, las carillas o láminas son uno de los tratamientos con mayor demanda, ya que permiten mejorar el aspecto de la boca de forma muy rápida.

Te explicamos en este artículo para qué sirven y las diferencias entre sus materiales más demandados: composite y porcelana.

diente-roto-solucion

¿Qué son las carillas y para qué sirven?

Al contrario que otros tratamientos como la ortodoncia, las carillas dentales buscan fundamentalmente mejorar el aspecto estético de los dientes, no su funcionalidad.

Colocados en la parte externa de las piezas frontales (ya que son las más visibles al sonreír), son unas finas láminas que se adhieren al diente natural mediante un cemento o resina especial y que están creadas a medida del paciente, tanto en forma como en color.

Su principal uso es corregir dientes rotos, manchas en las superficies dentales, desgastes, piezas torcidas o incluso rotas. En caso de que el paciente presente otros problemas bucodentales además de estéticos, será imprescindible solucionarlos antes de colocar las carillas.

 

Carillas de composite vs carillas de porcelana

En la actualidad existen diferentes materiales para confeccionar las carillas dentales, aunque los más demandados son las que están compuestas por composite y por porcelana. Vamos a ver las principales diferencias y ventajas de cada una de ellas.

carillas-composite

Carillas de composite

Este tipo de carillas están fabricadas a base de resinas especiales que, una vez colocadas en las piezas dentales y mediante una luz ultravioleta, se endurecen, logrando finalmente la forma que se desea.

El proceso de colocación suele ser rápido y, en caso de rotura, se pueden reparar fácilmente. Además, son más económicas que las carillas de porcelana.

Sin embargo, a pesar de que es posible ajustar el color y la forma imitando el diente natural del paciente con este tipo de láminas, pueden cambiar ligeramente su aspecto con el tiempo, requiriendo más visitas periódicas con el dentista para su revisión.

 

Carillas de porcelana

Fabricadas con cerámica, este tipo de láminas están hechas a medida por laboratorios especializados partiendo de la realización de un molde de la boca del paciente.

Colocadas sobre las piezas mediante un adhesivo, son visualmente más naturales que las carillas de composite y, además, más resistentes, permaneciendo casi intactas durante más tiempo.

Sin embargo, el proceso de colocación es más lento pudiendo afectar a la sensibilidad dental y, en caso de rotura, no se pueden reparar.

 

Como ya hemos visto, las carillas de porcelana tienen una mayor duración que las de composite, pero no por ello son siempre las más óptimas para tu tratamiento. El odontólogo, en función a tu caso concreto y expectativas, será la persona más idónea para recomendarte las mejores láminas dentales para tu problema.

En Raga Ortodoncia somos expertos en estética dental. Contáctanos y te informaremos sobre el mejor tratamiento para tu caso concreto.