El tratamiento de carillas dentales es un tratamiento estético de odontología que consiste en colocar unas finas láminas de porcelana o composite adheridas a la parte externa del diente para mejorar su aspecto estético.

Se utilizan para mejorar y corregir defectos estéticos de las piezas dentales, tales como dientes rotos o separados, con manchas, bordes irregulares o dientes desgastados.

Las carillas estéticas pueden ser una alternativa a la ortodoncia en aquellos casos en los que los pacientes presenten situaciones leves de corrección.

Pero, si después de haberme sometido a un tratamiento de carillas dentales quiero ponerme ortodoncia, ¿podría hacerlo? Lo primero que tenemos que tener claro es cuál es nuestra principal necesidad para poder elegir inicialmente el tratamiento que más nos conviene y ahorrarnos tiempo y dinero.

 

¿Ortodoncia o carillas dentales?

Siempre y cuando las soluciones que necesitas sean meramente estéticas y no exista malposición dentaria, un tratamiento con carillas dentales puede ser suficiente. Este será el tratamiento más rápido, ya que en una sesión se podrán colocar y puedes salir del dentista con una sonrisa nueva.

Cuando necesitemos corregir problemas de maloclusión y malposiciones dentarias, la solución idónea será primero un tratamiento de ortodoncia y una vez finalizado, comenzar un tratamiento de estética. En estos casos, el tratamiento de ortodoncia suele durar de 6 a 18 meses. Esta es la única solución a ciertos problemas de maloclusión.

En cualquiera de los casos, tu ortodoncista será quien mejor te aconseje para poder seleccionar el tratamiento más adecuado para ti.

 

Ortodoncia con carillas dentales

Si ya has sido tratado con anterioridad con carillas dentales y, por el motivo que sea, es necesario colocar ortodoncia posteriormente, no existe ningún impedimento para comenzar el tratamiento ortodóntico.

El hecho de que el paciente tenga carillas dentales no va a ser un factor limitante para colocar en un futuro ortodoncia. Dicho tratamiento se podrá desarrollar con total normalidad, a excepción de la ortodoncia con brackets, donde deberá utilizarse un adhesivo diferente al común para que no dañe las carillas dentales.

 

Carillas dentales después de la ortodoncia

Al finalizar el tratamiento de ortodoncia, en algunos pacientes puede ser recomendable realizar otros tratamientos de estética dental como las carillas dentales para lograr una sonrisa uniforme.

¿Qué se puede mejorar con las carillas dentales?

  • Cambios del color del diente
  • Alteraciones de forma del diente
  • Alteraciones de tamaño del diente