In Sin categorizar

Los dientes de leche, también conocidos como dientes temporales, son una parte fundamental del desarrollo dental en los seres humanos. Aunque a menudo se les da poca importancia, estos pequeños dientes juegan un papel crucial en la vida de los niños.

¿Alguna vez te has preguntado por qué desarrollamos los dientes de leche, por qué éstos mismos se caen o por qué no tener solo una dentición? En el post de hoy descubrirás su importancia y el porqué de su existencia.

¿Cuándo salen y se caen los dientes de leche?

El proceso de desarrollo de los dientes de leche comienza antes de que los bebés nazcan. Aproximadamente a los 6 meses de gestación, los dientes de leche comienzan a formarse en las encías del feto. Sin embargo, no erupcionan hasta que el bebé tiene entre 6 y 12 meses de edad.

El primer conjunto de dientes de leche consta de 20 piezas y suele completarse alrededor del tercer año de vida. Estos dientes temporales incluyen incisivos centrales y laterales, caninos y molares. A medida que el niño crece, los dientes de leche cumplen su función en la masticación y el habla. Son fundamentales para permitir que los niños puedan ingerir alimentos sólidos y aprender a pronunciar palabras correctamente.

Además, la alimentación que recibimos de pequeños es importante, ya que influirá en la formación de los dientes. Del mismo modo, se han de evitar las caries y los golpes pues son perjudiciales para la mandíbula. Sin embargo, los dientes de leche no duran para siempre.

A partir de los 6 años de edad, generalmente comienzan a caerse uno a uno, siendo reemplazados gradualmente por los dientes permanentes. El proceso de cambio de dientes puede durar varios años, hasta que se complete alrededor de los 12 o 13.

Los primeros dientes permanentes que erupcionan suelen ser los molares, seguidos por los incisivos centrales y laterales. Este proceso de cambio de dientes es una etapa emocionante en la vida de un niño y suele estar acompañado de la famosa visita del «Ratón Pérez» o el «Hada de los Dientes,» personajes que intercambian el diente de leche caído por una pequeña recompensa.

caida-dientes-leche

 

¿Para qué sirven los dientes de leche?

Ahora que sabemos cuándo salen y se caen los dientes de leche, es fundamental entender por qué los tenemos en primer lugar. Estos dientes temporales desempeñan varias funciones esenciales en el desarrollo y la salud oral de los niños:

  • Facilitan la alimentación: Los dientes de leche permiten a los bebés masticar alimentos sólidos a medida que comienzan a diversificar su dieta. Sin ellos, la transición de la leche materna o fórmula a los alimentos sólidos sería más difícil y podría retrasarse.
  • Ayudan en el desarrollo del habla: Los dientes de leche también son cruciales para el desarrollo del lenguaje. Algunos sonidos del habla requieren el uso de dientes para pronunciarlos correctamente. La falta de dientes temporales podría dificultar la adquisición adecuada del lenguaje en los primeros años de vida.
  • Mantienen el espacio para los dientes permanentes: Los dientes de leche actúan como espacio reservado para los dientes permanentes que vendrán más tarde. Además, ayudan a guiar el crecimiento adecuado de la mandíbula y los huesos faciales. La pérdida temprana de dientes temporales podría causar problemas de alineación dental en el futuro.
  • Promueven la autoestima y la confianza: Aunque los dientes de leche son temporales, desempeñan un papel vital en la autoestima y la confianza de un niño. Un conjunto de dientes saludables les permite sonreír y socializar con confianza, lo que contribuye a su desarrollo emocional y social.
  • Favorecen una buena nutrición: La capacidad de masticar adecuadamente los alimentos sólidos es esencial para la absorción adecuada de nutrientes. Los dientes de leche ayudan a los niños a comer una dieta equilibrada y nutritiva, lo que es crucial para su crecimiento y desarrollo.

 

Como has podido comprobar, los dientes de leche son mucho más que simples dientes temporales. Son esenciales para la salud oral y el desarrollo de los niños.

Estos pequeños dientes desempeñan un papel fundamental en la alimentación, el habla, la alineación dental y la confianza en sí mismos de los niños. Por lo tanto, es fundamental cuidar y mantener la salud de los dientes de leche desde una edad temprana, estableciendo una base sólida para una sonrisa saludable y hermosa en el futuro.

En Raga Ortodoncia llevamos casi 50 años tratando la salud oral en niños y adolescentes. ¿Quieres que te ayudemos? ¡Pregúntanos!