In Sin categorizar

La caries del biberón es el proceso destructivo del diente que tiene lugar como consecuencia de la desmineralización de la superficie dental por las bacterias que se alimentan de los restos que quedan en los dientes.

El patógeno no actúa en cinco segundos, sino que necesita su tiempo. Cuanto más largo sea el periodo en el que estén los dientes sin limpiar, más posibilidades habrá de que aparezcan caries.

Los bebés acostumbrados a dormirse con el biberón en la boca tienen más probabilidades de desarrollar caries en los dientes de leche, ya que no se limpian durante un periodo largo de tiempo y sustancias como la maltosa, la glucosa, la sacarosa y la lactosa pueden producir caries.

Se trata de componentes de la leche, pero también de los zumos de frutas o infusiones endulzadas. Los niños que ya tienen sus primeros dientes y pasan mucho tiempo con el biberón (o vasitos especiales con boquilla) en la boca pueden ver cómo el esmalte dental resulta dañado y se desarrollan las caries. Tampoco se ha de untar el chupete con sustancias dulces.

Para frenar su avance, te recomendamos que visites junto a tu pequeño a nuestra unidad de odontopediatría.

 

Síntomas de la caries del biberón

Los síntomas de la caries del biberón son visibles en los dientes del bebé. Se puede identificar por la presencia de unas manchas blancas en su superficie. Lo más habitual es que aparezcan en la zona de los incisivos superiores siguiendo los límites entre la encía y el diente.

En los casos en los que no se trata la caries del biberón y se permite su evolución, su color va cambiando de tonalidades. El blanco es sustituido por el amarillo para, finalmente, volverse el diente de un tono mucho más oscuro.

El problema de esta patología no es solo estético. La caries del biberón puede destruir los dientes de leche, provocando futuros problemas de mordida y del habla que, de no ser abordados a tiempo, podrían mantenerse indefinidamente.

 

¿Cómo puedo evitar que mi hijo sufra caries del biberón?

  • No llenes el biberón del bebé con líquidos que contengan mucho azúcar.
  • A la hora de dormir, simplemente déjale al niño una botella de agua solamente, no zumos, leche ni otras bebidas que puedan provocar la caries del biberón.
  • Dales a los niños de 6 a 12 meses solo leche maternizada (fórmula) en los biberones.
  • No dejes que el niño camine de un lado para otro usando un biberón con zumo o leche como chupete.
  • Haz que tu hijo evite el uso prolongado de chupetes y no los untes en miel, azúcar o sirope.
  • Comienza a enseñarle al niño a beber de una taza a los 6 meses de edad aproximadamente y trata de suspender el uso del biberón a los 12-14 meses.
  • Retira el biberón o suspende la alimentación cuando el niño se quede dormido.

Enseñar a tu hijo cuidados de higiene dental desde edades tempranas favorecerá el correcto desarrollo de su dentición.

Consejos para cuidar los dientes de tu hijo

  • Después de cada comida, limpia los dientes y las encías del bebé con un pedazo de tela o gasa para remover la placa.
  • Comienza con el cepillado cuando al niño le salgan los dientes. Lavaros los dientes juntos, al menos a la hora de ir a dormir. Si tienes un bebé o un niño pequeño, pon una pequeña cantidad de pasta dental no fluorada en un trozo de tela y frótale suavemente los dientes.
  • Puedes cambiar la pasta dental fluorada cuando estés seguro de que tu hijo la escupe después de cepillarse. Los niños mayores pueden utilizar cepillos de dientes con cerdas de nailon suaves. Utiliza una cantidad muy pequeña de pasta dental.
  • Que comience a usar seda dental cuando todos los dientes primarios (de leche) le hayan salido (generalmente alrededor de los 2 años y medio).
  • Si el bebé tiene 6 meses o más, emplea agua fluorada o un suplemento de fluoruro si usas agua de pozo sin tratar. Si utilizas agua embotellada, verifica que contenga fluoruro.
  • Inspecciona regularmente los dientes de tu hijo y comienza las visitas de rutina al odontopediatra cuando le hayan salido todos los dientes o a la edad de 2 o 3 años.

 

Tratamiento de la caries del biberón

Como se ha mencionado anteriormente, la mejor forma de prevenir la caries del biberón es haciendo que el niño adopte unos buenos hábitos de higiene bucodental. No obstante, si esta patología ya ha hecho acto de presencia, resulta fundamental visitar a un odontopediatra lo antes posible.

En función del estado en el que se encuentre la caries del biberón, distinguiremos tres protocolos:

  • En una primera fase, se deberá priorizar el aprendizaje de las medidas de salud dental del bebé.
  • Cuando ya han aparecido las primeras manchas, habrá que hacer todo lo posible para detener su progreso, evitando que la caries avance hasta su estado de cavitación (cuando atraviesa la dentina y crea una fractura en el diente).
  • Si la caries del biberón ha conseguido llegar a su última fase, la única solución posible es subsanar la pieza dental, restaurarla y enseñar a los padres del bebé los cuidados que necesitarán a partir de ahora los dientes del niño.

 

Detectar a tiempo patologías como la caries del biberón evitará que el desarrollo de las piezas dentales de los más pequeños queden comprometidas. En Raga Ortodoncia ponemos a vuestra disposición a un equipo de odontopediatras que velarán por la salud de tu hijo. Pide cita en nuestro centro de Valencia, Albacete o Manresa.